CONTRA EL BLOQUEO

El pasado 18 de octubre el Embajador de la República de Cuba en Argentina, Jorge Lamadrid Mascaró, ofreció una conferencia de prensa con el objetivo de presentar el informe: “Necesidad de poner fin al bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por los Estados Unidos de América contra Cuba”, en el marco del  66° Período Ordinario de Sesiones de la Asamblea General de Naciones Unidas.

Es de público conocimiento que los Estados Unidos ejercen un brutal bloqueo económico contra Cuba desde hace más de 50 años. Diferentes leyes se fueron aprobando con el único fin de recrudecer el hostigamiento contra el pueblo cubano y de esta manera evitar el crecimiento de Cuba como nación. Por otro lado, cada vez son más los organismos internacionales que se pronuncian y exigen el cese inmediato del bloqueo, que entre otras cosas no le permite a la Isla poder exportar e importar productos hacia Estados Unidos (país que está a 140 km de la Isla), ni utilizar el dólar  norteamericano en transacciones financieras, ni mucho menos acceder a créditos emitidos por bancos de ese país. El Embajador Lamadrid Mascaró explicó que pese al reclamo mundial el bloqueo norteamericano hacia Cuba no sólo se mantiene sino que se intensifica y en este sentido detalló: “En este último año más de mil millones de dólares han sido impuestos como multas a entidades, fundamentalmente bancarias, por tener relaciones con Cuba”. De hecho en enero último el gobierno de Estados Unidos retuvo, durante 6 meses, 4 millones de dólares del Fondo Mundial de lucha contra el SIDA dado que el destino era la ejecución de proyectos de cooperación con Cuba.

La medida adoptada por Estados Unidos representa para la Isla el principal obstáculo al desarrollo económico social pero “además es una política unilateral, inmoral y rechazada tanto en  los Estados Unidos  como por la comunidad internacional”, afirmó Lamadrid.

Durante la presentación del informe el embajador detalló los alcances del bloqueo en el ciudadano cubano en materia de salud, alimentos, transportes y otros. Cuba se ve obligada a realizar transacciones comerciales con países  europeos y/o  asiáticos lo que representa una gran pérdida de dinero para el gobierno cubano, que debe pagar precios mucho más altos, cubrir los costos de los traslados, y también demora en forma muy considerable los tiempos de entrega. Las consecuencias que tiene el bloqueo norteamericano se ven reflejados en la realidad que vive la Mayor de las Antillas y es contrario a los principios y propósitos de la carta de la Naciones Unidas dado que  constituye una trasgresión al derecho a la paz y al desarrollo de un estado soberano. En la conferencia también surgió una aclaración semántica: muchas veces se habla del “embargo” que ejerce Estados Unidos sobre Cuba y no es así. Embargo significa incautar, retener, congelar, y el bloqueo es un acto de guerra en tanto entraña la persecución a terceros que tiene vínculos con el país. El embajador también destacó la calidad de la respuesta que da el gobierno argentino en lo que concierne al bloqueo y, en cuanto al compromiso que tiene Cuba con la formación académica de personas de todo el mundo Lamadrid destacó: “Nunca hemos dado lo que nos sobra, siempre lo hemos compartido”.

Corresponde aclarar que el actual presidente de los Estados Unidos, Barack Obama tiene el poder legal para modificar significativamente el bloqueo contra Cuba, incluso sin la intervención del Congreso. –

Algunas de las Regulaciones contra Cuba

Ley Torricelli: Estableció dos sanciones fundamentales: Primero, prohibir el comercio de las subsidiarias de compañías de Estados Unidos establecidas en terceros países con Cuba; segundo, prohibir a los barcos que entren a puertos cubanos, con propósitos comerciales, tocar puertos de Estados Unidos o en sus posesiones durante los 180 días siguientes a la fecha de haber abandonado el puerto cubano. Fue promulgada por el ex presidente George Bush (padre) el 23 de octubre de 1992.

Ley Helms Burton: El nombre verdadero de esta ley es Ley de la libertad cubana y solidaridad democrática de 1996 pero es conocida como Helms Burton por el nombre de sus promotores.  Data del 12 de marzo de 1996 y fue firmada por el Presidente de los Estados Unidos William J. Clinton.  Como objetivos principales tiene, desde el punto de vista político, perpetuar el clima de hostilidad en la política de los Estados Unidos hacia Cuba, para forzar la destrucción de la Revolución Cubana y desde el punto de vista económico, intimidar por todos los medios posibles a los empresarios extranjeros para tratar de evitar las inversiones y el comercio internacional con Cuba.

(Fuente:  www.icap.cu)

Texto: Jimena Riveros / Fotos: Nicolás Borojovich

Anuncios

Maradona se sumó a la campaña por la libertad de los 5

COMUNICADO DE PRENSA DE LA EMBAJADA DE CUBA EN ARGENTINA
El gigante del fútbol argentino y mundial, Diego Armando Maradona, se sumó a la campaña internacional por la libertad de los Cinco al enviarle una carta al Presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, en la que pide que cese la injusticia que se ha prolongado por más de 13 años.
En el texto, Maradona afirma que “usted, Señor Presidente, tiene la oportunidad de cambiar la historia de las relaciones entre su país y la República de Cuba. Toda Latinoamérica lo observa y confía en que comprenderá la gravedad de estos hechos. Respetuosamente le pido que, haciendo uso de sus facultades constitucionales LIBERE INMEDIATAMENTE A GERARDO HERNÁNDEZ, RAMÓN LABAÑINO, ANTONIO GUERRERO, FERNANDO GONZÁLEZ Y RENÉ GONZÁLEZ, Y FINALMENTE SE HAGA JUSTICIA”.
Maradona se une de esta manera al clamor internacional cuando se cumplen trece años de la cruel e injusta detención de los Cinco, quienes vieron negados sus derechos a un juicio justo y condenados sin pruebas por hechos que no cometieron. Otras personalidades argentinas que han exigido su libertad son, entre otras, el Premio Nobel de la Paz, Adolfo Pérez Esquivel; Hebe de Bonafini, Presidenta de la Asociación Madres de Plaza de Mayo; Estela de Carlotto, Presidenta de Abuela de Plaza de Mayo; Leandro Despouy, Auditor General de la Nación, así como decenas de diputados, senadores, dirigentes de organizaciones políticas, sindicales, sociales, universitarias, etc.
19 de septiembre de 2011

“OBAMA: Liberá a los Cinco”

En el marco de las actividades previstas en todo el mundo con motivo de los 13 años del injusto arresto de los Cinco Cubanos se desarrolló, en la Ciudad de Buenos Aires, la Marcha de Antorchas. Participaron más de 3.500 personas.

Desde las 18 hs diferentes organizaciones sociales empezaron a llegar a Plaza Italia, convocadas por el Comité Argentino por la Libertad de los Cinco y cerca de las 20 hs comenzaron a marchar hacia la Embajada de los Estados Unidos.

Este año y gracias al colectivo de “La Poderosa” (organización que trabaja en forma solidaria con familias de la Villa 31) se organizó un partido de fútbol 5 ¿el premio? La copa “Obama, libera a los 5”.

La Marcha transcurrió sin ningún inconveniente entre velas, antorchas, bombos, redoblantes y muchas, muchas banderas cubanas. El partidito fue, sin lugar a dudas, la “nota color” de la jornada.

Pese al silencio mediático que rodea al encarcelamiento en Miami de Gerardo Hernández, Ramón Labañino, Antonio Guerrero, Fernando González y René González hubo adhesiones de organismos de derechos humanos y también de agrupaciones políticas más allá de aquellas que tienen un compromiso permanente de solidaridad con Cuba. Entre las presentes se destacaron URCA (Unión de Residentes Cubanos en Argentina), Casa de la Amistad Argentino Cubana, CTA, CONAT, La Poderosa, MTL, Partido Intransigente, Nuevo Encuentro, Partido Comunista, la Tupac Amaru y CAPAC. Juan docente y militante en CTERA explicó: “Hace rato que venimos apoyando el justo reclamo por la libertad de los cinco presos cubanos. La acción siempre consigue efectos. Hasta hace 10 o 15 años mucha gente apoyaba el bloqueo a Cuba pero la acción de las organizaciones hizo que se tome conciencia en este sentido y la situación hoy es totalmente al revés”.

Otra de las presencias dignas de destacar fue el grupo de seguidores del Blog de Silvio Rodríguez (segundacita.blogspot.com), quienes a partir de esa identidad que ofrece la letra y música del cantautor decidieron reunirse para hacer algo más. Ese “más” fue un video con imágenes de personas de todo el mundo que exigen la inmediata libertad de los Cinco, de fondo una canción con letra de Antonio Guerrero y música de Eduardo Falú. “Esta necesidad nos surgió a través del blog  que fue el espacio donde la mayoría nos enteramos de los Cinco y nos sensibilizó. Así fue que a una compañera de Tucumán, Graciela, se le ocurrió hacer un video con las fotos que enviamos todos. Mucha gente llega al blog no sólo por la música de Silvio sino por compartir una ideología socialista”, dijeron Vivian y Alida, dos de las protagonistas de esta historia.

Si bien fue notoria la ausencia de los grandes medios de comunicación hubo una buena cobertura de medios alternativos y también de la señal de cable Telesur.

Los organizadores del encuentro leyeron un comunicado en el que solicitaron al presidente Obama “escuchar el clamor mundial” y que utilice su posición para ejercer el indulto que podría aplicar si quisiera y así, liberar en forma inmediata a los Cinco.

Hay que recordar que estos cinco ciudadanos cubanos están presos por evitar atentados contra Cuba, no obstante fueron acusados de terroristas. El juicio fue en 2001, en Miami, en medio de centenas de irregularidades jurídicas y ante un silencio mediático que, según se pudo demostrar, respondió a pagos realizados por grupos opositores al Gobierno de Fidel Castro que residen en esa ciudad.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Texto: Jimena Riveros / Fotos: Nicolás Borojovich

CAMPAÑA MUNDIAL POR LA LIBERTAD DE LOS 5

Todos podemos exigir la liberación de los Cinco Cubanos presos en Estados Unidos

La campaña propone que todos los días 5 de cada mes la Casa Blanca reciba el pedido excarcelación para *Antonio Guerrero, Fernando González, Gerardo Hernández,  Ramón Labañino y René González a través de  un fax,  un correo electrónico, una llamada  por teléfono y/o  el envío de un telegrama para demandar al Presidente Obama que libere a los 5 Patriotas Cubanos presos en EEUU por defender la vida.

Además de llamar por Tel, enviar faxes, telegramas y mensajes electrónicos a la Casa Blanca desde todas partes del mundo, continuamos nuestra propuesta dentro de las posibilidades de cada país, de convertir los día 5 de cada mes en una acción pública que demande a Obama la libertad inmediata de nuestros 5 hermanos.

Organicemos marchas, vigilias, eventos  públicos, marchas, y demostraciones  frente a las sedes de las embajadas norteamericanas en cada país.

Pidamos al Presidente Obama, que haciendo uso de las facultades que le confiere la Constitución de los EEUU, como abogado, como padre, como hijo, como esposo, como Premio Nobel de la Paz, ponga FIN A ESTA COLOSAL INJUSTICIA Y  LIBERE A LOS 5 AHORA!!!

DIFERENTES FORMAS DE COMUNICARSE CON LA CASA BLANCA

Por teléfono: 202-456-1111

Si llama desde fuera de los EEUU, marque el Código Internacional del respectivo

país + 1 (Código de EEUU) 202.456.1111

Por fax: 202 456-2461

Si envía un fax desde fuera de los EEUU, marque el Código Internacional del respectivo país + 1 (Código de EEUU) 202-456.2461

Por correo electrónico: HTTP://WWW.WHITEHOUSE.GOV/CONTACT

Instrucciones para las personas que no leen Ingles para enviar un correo electrónico al Presidente Obama

Solo debe llenar las preguntas que contienen un asterisco (*)

Donde dice First Name escriba su nombre

Donde dice Last Name escriba su apellido

Donde dice E-mail escriba su correo electrónico

IMPORTANTE: “Type” no tiene asterisco pero DEBE hacer clic en “Internacional” para poder continuar.

Donde dice Country escriba su País

Donde dice Subject: elija “Foreign Policy”

Donde dice Message escriba su mensaje pero no sobrepase los 2.500 caracteres.

Al final escriba textualmente la frase que aparece en la pantallita donde dice “type

the two words” dejando un espacio entre las dos palabras

Para enviar el mensaje debe hacer clic en Submit

Para enviar un telegrama

President Barack Obama

The White House

1600 Pennsylvania Ave, NW

Washington, DC 20500

EE.UU.

ESTA ACCIÓN COLECTIVA SOLO PODRÁ SER EFECTIVA SI PERSONAS DE LOS EEUU Y DE TODAS PARTES DEL MUNDO, LLAMAN POR TELEFONO, O ENVIAN FAXES, CORREOS ELECTRONICOS O TELEGRAMAS, EL DIA 5 DE CADA MES. SI NADIE RESPONDE EL TELÉFONO DEJE UN MENSAJE.

¡JUNTOS PODEMOS  LOGRARLO!

El Juicio

Comenzó en el otoño del 2000 y terminó siete meses después, en junio del 2001. Comparecieron más de 70 testigos. Este juicio fue el juicio más largo en Estados Unidos en los momentos en que tuvo lugar. Se necesitaron 119 volúmenes de transcripciones, cajas de documentos de prueba, y 15 volúmenes solo de narraciones de hechos previos al juicio. Es un registro enorme y exhaustivo. Un registro que no se conoce fuera de Miami y que seguramente no se conoce en Miami tampoco.

Los Cinco fueron condenados en diciembre del 2001. El principal acusado, Gerardo Hernández, fue condenado a dos cadenas perpetuas – si es que eso es posible. Otros dos, Antonio Guerrero y Ramón Labañino recibieron cadenas perpetuas también. Fernando González y René González fueron condenados a 19 y 15 años, respectivamente. Esas eran todas las máximas sentencias en todos los casos.

Se presentaron 26 cargos por separado contra los Cinco. Veinticuatro de ellos son cargos relativamente menores y más bien técnicos. Pero dos eran graves pues cada uno de ellos implicaba la cadena perpetua. Uno de los otros 24 era el no registrarse como agentes extranjeros ante la Fiscalía General de los Estados Unidos. Los acusados estuvieron de acuerdo con este cargo. Sin embargo, ellos trataron de explicar – y no se les permitió – que bajo una doctrina de las leyes estadounidenses conocida como la Defensa de Necesidad ellos debían ser perdonados por no haber cumplido con ese tecnicismo de registrarse como agentes extranjeros puesto que su misión implicaba la protección de vidas humanas, evitar daños a propiedades y prevenir actos terroristas. Según las leyes de Estados Unidos, usted puede técnicamente violar una regulación establecida por la ley si lo está haciendo para evitar un daño mayor.

* Los Cinco son hombres profesionales que decidieron dedicar sus vidas, lejos de su patria, a la lucha contra el terrorismo en la ciudad de Miami, centro principal de las agresiones contra Cuba.
Antonio Guerrero (Miami,1958)  es Ingeniero en Construcción de Aeródromos, poeta y tiene dos hijos. Fernando González (La Habana, 1963) es casado y  graduado del Instituto de Relaciones Internacionales (ISRI), del Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba. Gerardo Hernández (La Habana, 1965) también es casado, graduado del ISRI y caricaturista. Ramón Labañino (La Habana, 1963), casado, tiene tres hijas y es graduado de Licenciatura en Economía en la Universidad de La Habana. René González (Chicago, 1956), casado, dos hijas y es piloto e instructor de vuelo.

www.thecuban5.org

www.antiterroristas.cu

www.argentinaporlos5.blogspot.com

“Lo peor para este caso sería quedarse solo. Si la corte se convence que hay personas que siguen el caso, la ley será servida. El apoyo es esencial, el respaldo es esencial, informar y conocer es esencial. Los Cinco necesitan mucho este tipo de apoyo porque hay un desinformación horrenda y el gobierno ha tenido éxito tanto encerrando toda la verdad sobre el caso, como desinformando acerca de él.”

Leonard Weinglass / Abogado de Antonio Guerrero

LOS NORTEAMERICANOS NO GIRARON A LA DERECHA: SIEMPRE ESTUVIERON ALLÍ , por Jorge Gómez Barata*

Debido a que Estados Unidos es un país creado por acuerdo de las 13 Colonias originales, el sistema político adoptó una arquitectura federal que otorga relevancia al Congreso. De las 8084 palabras de la Constitución casi tres mil están referidas al Congreso y unas 500 al presidente y de las 27 Enmiendas 20 aluden al legislativo y a los legisladores. Originalmente era el Congreso quien elegía al presidente y todavía hoy únicamente el Senado puede destituirlo.

Los fundadores de los Estados Unidos que padecieron las monarquías europeas, especialmente la Corona Británica, repudiaban profundamente el despotismo de los reyes y no eran proclives a los liderazgos personales. Ese hecho explica por qué, en su esencia más profunda el sistema político estadounidense desconfía del presidente y se protege de él. Nadie puede ser presidente más de ocho años y casi la mitad lo han sido sólo cuatro.

Cuentan que debido a que nadie aclaró cómo debía ser nombrado, el día de la elección, un ujier trató a George Washington de “majestad”. Sintiéndose ofendido, el mandatario detuvo la ceremonia para aclarar al sirviente: “Con que me llame señor es suficiente honor”. Desde entonces, el protocolo oficial de los Estados Unidos sólo admite que al nombre del presidente se anteponga el titulo de señor”

Los Estados Unidos fueron un Estado antes de ser una nación. Un extraño lugar de América donde el catolicismo no es dominante, los sindicatos típicos no existieron, la clase obrera no fue nunca una clase para sí, el comunismo no echó raíces, nunca hubo un partido o un líder socialdemócrata y ningún general ha dado golpes de Estado. Se trata de una sociedad en la cual la polarización política no desmiente la cohesión ideológica cuyo centro no es una doctrina, sino un conjunto de metas compartidas centradas en el individuo y el éxito económico.

Quienes con fines analíticos se aproximen a la realidad política estadounidense a partir de fijaciones estereotipadas, preconceptos ideológicos o dogmas, están equivocados. Estados Unidos es un fenómeno histórico singular y una realidad política diferente.

El país realmente existente votó el martes 2, no para enviar un discreto mensaje a Barack Obama sino para humillarlo, hacerle saber que él fue puesto donde está para servirlo. Honrada y humildemente el presidente entendió de que se trataba, admitió la derrota como una paliza y habló de hacer mejor su trabajo. El sistema funciono. En parte la cuenta quedó saldada y la pelota fue puesta en el lado republicano.

Es cierto que al perder la Cámara de Representantes, el órgano legislativo más numeroso, popular y constitucionalmente con mayores atribuciones, Obama pierde poder, aunque también lo es que los republicanos adquieren responsabilidades. El 2012 está cerca pero no es mañana. Por delante hay una crisis que administrar y dos guerras que librar y lo que es más importante, encontrar una agenda y una figura convincente.

Por cierto, la crisis económica y las guerras no son imputables a la actual administración y los analistas más rigurosos reconocen que Obama hizo lo único que podía hacer que era preservar el sistema: usar recursos públicos para reforzar las instituciones económicas y financieras básicas del país. Todos los gobernantes saben que ningún líder y ningún programa hubiera sido capaz de remontar la crisis en dos años. Al exigir tal cosa el partido Republicano ha manipulado exitosamente la verdad, lo cual no es novedad.

Hace apenas dos años los americanos eligieron al presidente que podía haber sido el más liberal desde Franklin D. Roosevelt o como mínimo desde JFK para que hiciera lo que aquellos hicieron: corregir el rumbo del país, que es a lo que los norteamericanos llaman “cambio”. El pueblo americano no quiere un país diferente, sino más eficiente.

Tal vez por observar al pie de la letra una regla ética no escrita según la cual los presidentes no acostumbran a criticar a sus antecesores, Barack Obama no insistió suficientemente en que recibió de George W Bush una herencia maldita. El actual presidente fue elegido como la mejor opción tras dos desastrosas administraciones republicanas. De haber tenido en alta estima al partido republicano, los estadounidenses hubieran votado por McCain.

La explicación del fracaso inicial de Obama que llena de júbilo a la derecha dentro y fuera de los Estados Unidos y a una parte de la izquierda en el extranjero, no tiene que ver con las intenciones y la capacidad del primer presidente negro en la historia estadounidense, sino con la fuerza del conservadurismo norteamericano que le impidió gobernar. Esa receta es conocida: primero se le impide a alguien hacer y luego se le sanciona por lo que no hizo.

En cualquier caso el daño está hecho. En la política domestica, especialmente en el manejo de la economía la ganancia republicana es total: de ahora en adelante todo lo malo que ocurra seguirá siendo culpa del presidente y todos los avances se atribuirán a la victoria republicana; los proyectos sociales: reforma de salud, reforma migratoria y programas de empleos basados en la intervención estatal; así como la reforma financiera y otros serán frenados o revertidos. Podemos olvidarnos del cierre de Guantánamo y las fechas para la retirada de Irak y Afganistán están entre signos de interrogación. Lo que hace unos meses fue una oportunidad, comienza a parecer una oportunidad perdida.

A partir de ahora ante la agenda interna que es donde se negocian los votos para la elección presidencial, los asuntos exteriores pierden prioridad y con los comités de relaciones exteriores, servicios armados, inteligencia, comercio y otros en poder de la oposición, los grandes temas de la agenda internacional: limitación de armas y desarme, cambio climático y concertación para la seguridad frente al terrorismo, serán desalentados.

No se puede augurar ningún avance en las relaciones con Rusia, puede ocurrir un peligroso retroceso en los entendimientos con China; Corea del Norte e Irán deben prepararse para escenarios peores, mientras en Israel Netanyahu respirará aliviado. Está por ver si el ego y los planes futuros de Hillary Clinton toleran los cambios de énfasis

En cuanto a América Latina la receta parece ser la misma. México ascenderá entre las prioridades no precisamente para bien y puede que los procesos políticos de signo positivo, especialmente en Venezuela y Bolivia sean confrontados más abiertamente.

En cuanto a Cuba que no creyó en las promesas de Obama y nada esperó, nada pierde. Tampoco gana.

La victoria demócrata del martes 2 de noviembre no significa que en Estados Unidos haya un nuevo gobierno, aunque sí una nueva correlación de fuerzas que condiciona a la administración y la obliga a redefinir prioridades y matizar objetivos. La derecha republicana capitalizó a su favor el descontento que ella misma creo, estimuló el conservadurismo y colocó al stablishment en mejor posición. No se sabe aun cuánto capital político ha perdido Obama aunque si es evidente que sus adversarios ganaron mucho.

Hace cincuenta años que escucho decir que el pueblo americano es una cosa y sus gobiernos otra. Es falso. El pueblo americano es parte del imperio americano. No se puede decir que haya girado a la derecha porque nunca estuvo en la izquierda. Mientras se realinean las fuerzas correrán las tintas. Allá nos vemos.

*Jorge Gómez Barata es profesor, investigador y periodista cubano, autor de numerosos estudios sobre EEUU.

A %d blogueros les gusta esto: