CONTRA EL BLOQUEO

El pasado 18 de octubre el Embajador de la República de Cuba en Argentina, Jorge Lamadrid Mascaró, ofreció una conferencia de prensa con el objetivo de presentar el informe: “Necesidad de poner fin al bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por los Estados Unidos de América contra Cuba”, en el marco del  66° Período Ordinario de Sesiones de la Asamblea General de Naciones Unidas.

Es de público conocimiento que los Estados Unidos ejercen un brutal bloqueo económico contra Cuba desde hace más de 50 años. Diferentes leyes se fueron aprobando con el único fin de recrudecer el hostigamiento contra el pueblo cubano y de esta manera evitar el crecimiento de Cuba como nación. Por otro lado, cada vez son más los organismos internacionales que se pronuncian y exigen el cese inmediato del bloqueo, que entre otras cosas no le permite a la Isla poder exportar e importar productos hacia Estados Unidos (país que está a 140 km de la Isla), ni utilizar el dólar  norteamericano en transacciones financieras, ni mucho menos acceder a créditos emitidos por bancos de ese país. El Embajador Lamadrid Mascaró explicó que pese al reclamo mundial el bloqueo norteamericano hacia Cuba no sólo se mantiene sino que se intensifica y en este sentido detalló: “En este último año más de mil millones de dólares han sido impuestos como multas a entidades, fundamentalmente bancarias, por tener relaciones con Cuba”. De hecho en enero último el gobierno de Estados Unidos retuvo, durante 6 meses, 4 millones de dólares del Fondo Mundial de lucha contra el SIDA dado que el destino era la ejecución de proyectos de cooperación con Cuba.

La medida adoptada por Estados Unidos representa para la Isla el principal obstáculo al desarrollo económico social pero “además es una política unilateral, inmoral y rechazada tanto en  los Estados Unidos  como por la comunidad internacional”, afirmó Lamadrid.

Durante la presentación del informe el embajador detalló los alcances del bloqueo en el ciudadano cubano en materia de salud, alimentos, transportes y otros. Cuba se ve obligada a realizar transacciones comerciales con países  europeos y/o  asiáticos lo que representa una gran pérdida de dinero para el gobierno cubano, que debe pagar precios mucho más altos, cubrir los costos de los traslados, y también demora en forma muy considerable los tiempos de entrega. Las consecuencias que tiene el bloqueo norteamericano se ven reflejados en la realidad que vive la Mayor de las Antillas y es contrario a los principios y propósitos de la carta de la Naciones Unidas dado que  constituye una trasgresión al derecho a la paz y al desarrollo de un estado soberano. En la conferencia también surgió una aclaración semántica: muchas veces se habla del “embargo” que ejerce Estados Unidos sobre Cuba y no es así. Embargo significa incautar, retener, congelar, y el bloqueo es un acto de guerra en tanto entraña la persecución a terceros que tiene vínculos con el país. El embajador también destacó la calidad de la respuesta que da el gobierno argentino en lo que concierne al bloqueo y, en cuanto al compromiso que tiene Cuba con la formación académica de personas de todo el mundo Lamadrid destacó: “Nunca hemos dado lo que nos sobra, siempre lo hemos compartido”.

Corresponde aclarar que el actual presidente de los Estados Unidos, Barack Obama tiene el poder legal para modificar significativamente el bloqueo contra Cuba, incluso sin la intervención del Congreso. –

Algunas de las Regulaciones contra Cuba

Ley Torricelli: Estableció dos sanciones fundamentales: Primero, prohibir el comercio de las subsidiarias de compañías de Estados Unidos establecidas en terceros países con Cuba; segundo, prohibir a los barcos que entren a puertos cubanos, con propósitos comerciales, tocar puertos de Estados Unidos o en sus posesiones durante los 180 días siguientes a la fecha de haber abandonado el puerto cubano. Fue promulgada por el ex presidente George Bush (padre) el 23 de octubre de 1992.

Ley Helms Burton: El nombre verdadero de esta ley es Ley de la libertad cubana y solidaridad democrática de 1996 pero es conocida como Helms Burton por el nombre de sus promotores.  Data del 12 de marzo de 1996 y fue firmada por el Presidente de los Estados Unidos William J. Clinton.  Como objetivos principales tiene, desde el punto de vista político, perpetuar el clima de hostilidad en la política de los Estados Unidos hacia Cuba, para forzar la destrucción de la Revolución Cubana y desde el punto de vista económico, intimidar por todos los medios posibles a los empresarios extranjeros para tratar de evitar las inversiones y el comercio internacional con Cuba.

(Fuente:  www.icap.cu)

Texto: Jimena Riveros / Fotos: Nicolás Borojovich

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: