CUBA: UN GOBIERNO CON CARACTERÍSTICAS ÚNICAS

“La justicia, la igualdad del mérito, el trato respetuoso del hombre, la igualdad plena del derecho: eso es la revolución”.  José Marti

 

Mucho se habla sobre cómo vive la Mayor de las Antillas su realidad política. Hay una idea equivocada respecto a la democracia cubana que hace pensar (al que poco sabe) que el sistema que rige fue un invento de Fidel para “perpetuarse en el poder”. El desconocimiento llega al punto en que miles de personas repiten slogans sin entender cómo funciona la política allí e incluso, hay quienes ni asocian el bloqueo que ejercen los Estados Unidos contra Cuba a la vida cotidiana del pueblo cubano. Por estas razones, es prudente aclarar que el sistema político cubano surge, como ya veremos, de la propia historia y no como copia de ningún sistema político establecido en ningún país, y que aquello que prevalece en el poder político es la decisión de millones de cubanos. Aquí, un pequeñísimo resumen que aclara un poco cómo se vota en la Isla.

En Cuba, el actual proceso electoral es parte del propio Sistema Político y surgió en 1892 cuando, de la mano del apóstol José Martí, se crea el Partido Revolucionario Cubano como un partido único que nuclea a todo el pueblo cubano. A partir del triunfo de la Revolución, el 1 de enero de 1959, Fidel Castro adopta nuevamente esta forma de gobierno, que permite una participación general que excede a los diputados y delegados, dado que de la vida política orgánica participa también la sociedad civil, a través de diversas organizaciones que existen en toda la Isla y que, por otro lado, surge como solución a las terribles condiciones a las que el pueblo cubano fue sometido por casi 57 años.

El sistema de gobierno cubano por sus características es único en el mundo. A fin de dar una idea más precisa, se debe aclarar que es el propio pueblo, y no el Partido ni ninguna organización, el que ejerce el derecho de proponer y elegir a los candidatos. No hay campañas mediáticas a favor ni en contra de nadie. Lo que sí se hace es exponer en lugares públicos la biografía de cada candidato.  Y en lo que concierne a la transparencia del acto electoral, es también el pueblo el que comprueba que las urnas estén vacías al momento de sellarse y son ellos los presentes al momento del conteo de votos.  Además, quienes custodian las urnas son los pioneros cubanos. Pero no son estas las únicas diferencias, sino que hay una serie de principios que hacen al Estado Cubano en sí: existencia de un solo poder, que es el poder del pueblo; existencia de un solo Partido; de un sistema de órganos del Poder Popular: estos órganos representativos son electivos y renovables; es el pueblo, la ciudadanía, la que controla la actividad de los órganos; los elegidos deben rendir cuenta de su  gestión; aquellos órganos estatales inferiores deben responder ante los superiores y garantiza la más alta forma de pluralidad de opiniones, criterios y acciones en el seno de la sociedad cubana. El Partido no postula ni promueve candidatos en las elecciones para los órganos de poder popular.

Para los ojos del resto de mundo, que vive – vivimos – bajo un régimen capitalista, es de difícil comprensión esto del Partido Único y quizás sea esta gran diferencia la que impida poder entender cómo funciona y se administra Cuba internamente. De todas formas, es conveniente detenerse y mirar qué es lo que ha logrado esta pequeña Isla, que está ubicada a tan sólo 180 km de los Estados Unidos y lleva una eternidad bloqueada por el país vecino. Hay información objetiva  que habla de esos logros, entre los que se puede destacar: erradicación del analfabetismo, salud y educación gratuitas para todos, atención priorizada a la niñez, la tercera edad y los discapacitados e incluso ser vanguardia en avances biotecnológicos que representan un gran beneficio para todos los habitantes de este contradictorio mundo. Pero esta información es otro cantar, aunque esté tan íntimamente ligada a las decisiones políticas del gobierno cubano.

¿Qué es lo que hace la Asamblea Municipal del Poder Popular?

Tal cual lo establece en algunos artículos la Constitución de la República de Cuba, la Asamblea Nacional del Poder Popular es el órgano supremo del poder del Estado. Representa y expresa la voluntad soberana de todo el pueblo y es el único órgano con potestad constituyente y legislativa en la República.

Está compuesta por Diputados elegidos por el pueblo, a través del voto libre, directo y secreto. Cada Municipio elige dos Diputados, como mínimo. Los candidatos son nominados por los Delegados a las Asambleas Municipales del Poder Popular. Hasta el 50% de los Diputados deben ser Delegados de Asambleas Municipales al Poder Popular. La Asamblea Nacional es elegida por un término de cinco años. La Asamblea Nacional se reúne en dos períodos ordinarios de sesiones al año y en sesiones extraordinarias cuando lo solicite la tercera parte de sus miembros o la convoque el Consejo de Estado. Actualmente el presidente de la Asamblea Municipal del Poder Popular es Ricardo Alarcón de Quesada.

 ¿Y el Consejo de Estado?

Es un órgano de Asamblea Nacional y por consiguiente debe rendir cuenta de su labor ante ella, es entre otras cosas quien ejecuta los acuerdos de esta y cumple funciones establecidas en la Constitución. Todas las decisiones del Consejo de Estado son adoptadas por el voto favorable de la mayoría simple de sus integrantes. Actualmente Raúl Castro es el Presidente del Consejo de Estado.

Texto: Jimena Riveros / Fotos: Archivo web

Anuncios

“ME HUBIERA GUSTADO SER UN MUSICO REVOLUCIONARIO”

(la cobertura fue realizada para la revista Hamartia)

En la previa a los conciertos que Silvio Rodríguez tiene previsto realizar en la Argentina durante noviembre y que concluyen el 18 en el estadio de Ferrocarril Oeste ofreció una conferencia de prensa en la que HAMARTIA estuvo presente y en donde se pudo ver y escuchar al Silvio persona, cantante, escritor, productor y hacedor de cientos de historias de amor vinculadas a la Cuba revolucionaria.

En los años que no ofreció recitales comerciales el trovador cubano se dedicó a realizar conciertos solidarios en su Cuba natal, recorriendo barrios junto a cantautores populares, difundiendo desde adentro la cultura musical, tan pronunciada en la Isla. Silvio refiere que allí la música es algo que pudieron desarrollar debido al “talento indudable que tiene el pueblo pero también por la política educacional que existe desde hace muchos años y que se manifiesta en todas las provincias” y permitió que varias generaciones se formen musicalmente. Con un tono cordial, sencillo y muy bien dispuesto a los diversos interrogantes que fueron surgiendo, este poeta latinoamericano no tuvo reparos en contestar todas preguntas incluyo aquellas para las que cree no tener respuestas. En este sentido HAMARTIA avanzó: ¿Qué es ser un revolucionario hoy?. Y la respuesta fue contundente: “No tengo idea, que cada cual lo asuma como le parezca”, no obstante explicó que le hubiera gustado ser revolucionario en su trabajo, él hubiera querido “ser un músico revolucionario” pero cree que no lo fue porque tiene una “mezcla de ideas audaces con cosas conservadoras también”.

ESTADOS UNIDOS, CUBA Y EL CRUCE DE MUSICOS

En relación a todo lo que concierne a los Estados Unidos, con las implicancias que tiene ese país sobre Cuba debido al bloqueo economico-financiero que ejerce desde casi medio siglo, Silvio destacó el profundo vínculo que une a esos dos pueblos desde los musical: “Allá hay una música fascinante, autóctona que es el blues, que es de donde surje buena parte de la música internacional. El jazz se nutrió de ahí y es una música con la que los cubanos tenemos mucha afinidad porque tenemos la misma proposición étnica casi, al menos uno de los factores, que es el negro, lo tenemos. Esa similitud de etnias hace que nuestras músicas se mezclen con mucha facilidad, por eso hay tanto de la armonía blusera en la canción popular cubana y tanto de los ritmos cubanos en el jazz y en la música popular de los Estados Unidos. Ha habido mucho intercambio de músicos, la comunicación en  ese sentido es maravillosa, es espontánea, no tiene los problemas de otras áreas de reconocimiento de la actividad humana.  En Estados Unidos de pronto aparecen los Van Van y dejan una huella. Es algo que ocurre desde hace más de un siglo, con algunas interrupciones pero los músicos de los Estados Unidos y los músicos cubanos por alguna razón siempre nos hemos mirado un poco como en un espejo, tratando de encontrar semejanzas y tratando de aprender los unos de los otros”.

CUBA SIN FIDEL

El mundo convulsiona frente a una gran crisis económica que poco golpea a este país; Latinoamérica permanece unida como nunca antes en la historia; Fidel dejó de ser el Presidente del Consejo de Estado Cubano y se empieza a trazar allí un nuevo rumbo económico. Silvio Rodríguez permanece atento y reflexivo frente a esto y sostiene que  esta “actualización” (termino usado por los políticos cubanos) tiene que ver con una suerte evolución porque la “revolución la hicimos en el sentido de que logramos hacer un país que no olvidaba las necesidades de la mayoría, ahora tenemos que lograr un país donde  la productividad sea mayor” y con respecto puntualmente a la salida de la escena política de Fidel Castro, el que fuera según el propio Silvio, ‘la voz de la Revolución’, responde que es algo inevitable, porque a todas las personas les toca partir en algún momento, y con respecto a la crisis mundial simplemente explica algo lógico: “A Cuba no le ha sido tan difícil esta crisis porque Cuba vive en crisis desde hace medio siglo. A otros paises que han tenido que perder, donde las clases medias se han hundido los afecta mucho más. Eso no ha pasado en Cuba”.

El poeta que le viene cantando hace añares a diferentes generaciones  que atravesaron  diferentes realidades reconoce que la Mayor de las Antillas se encuentra en una situación económica difícil aunque “no tan catastrófica como la pintan algunos, pero si difícil”. En este sentido explicó que hasta hace muy poco el Estado asumía un rol paternal con el pueblo porque daba todo y ahora ese mismo Estado empezó a pedir la participación de los ciudadanos que liberan a  las fuerzas productivas y da la posibilidad de que la gente haga sus negocios y empiece a tener beneficios. “Es un tema contradictorio porque ese Estado Papá por una parte era fastidioso y no dejaba desarrollar a las fuerzas productivas  pero por otro lado también se encargaba de hacer justicia hacia los sectores menos favorecidos y ahí es donde está el meollo del asunto. Yo espero que en la medida que vayan surgiendo los problemas se vayan atendiendo. Es algo que está empezado ahora en Cuba y yo estoy muy esperanzado”.

LOS MEDIOS MASIVOS DE COMUNICACIÓN Y LA LIBERACION DE RENE

El rol que asumen, asumimos, los medios se comunicación fue algo que estuvo presente durante toda la charla, sobre todo en momentos donde en nuestro país ya se sabe quien patea para cada arco así como los intereses que cada medio defiende. Silvio no está ajeno a este fenómeno aunque lo reconoce como complejo y le da gran entidad a los avances tecnológicos que permiten nuevos canales de comunicación que muchas veces “equilibran un poco” el monopolio mediático. “A veces pudiera verse – a los medios alternativos –  como la guerrilla porque no son una cosa organizada. Yo veo que está en proceso de formación y es muy interesante. Vamos a ver que depara esto”.

Si hablamos de desinformación, del bloqueo a la información HAMARTIA no pudo omitir preguntar por la reacción de Silvio cuando vio (a través de un video casero que circula por la web) que René Gonzalez, uno de los cinco cubanos presos injustamente en los Estados Unidos, salia en libertad el pasado 7 de noviembre y que al subirse al auto lo primero que hizo fue cantar sus canciones: “Fue muy fuerte, aunque yo había hablado con René hace un año cuando estuve en los Estados Unidos, saliendo de San Francisco y me entró una llamada y era René. Estuvimos hablando largo rato  y descubrí que era una persona que conocía muy bien los alrededores de mi pueblo natal y algunos lugares que son muy lindos. Allí hay un río, hay una canción que se llama ‘Yo soy de donde hay un río’ y él conocía  todo eso; fue muy especial esa combinación porque hablamos de cosas muy cercanas, muy íntimas, que eran muy entrañables para él porque él había pasado en esa zona momentos importantes de su vida, imagínate yo. Entonces ver que René… tú sabes lo que ha sido toda esta lucha tan difícil porque los liberen. De pronto ver que esta gran persona, que este compañero sale de la cárcel y lo primero que oiga es una canción mía es algo impactante, para mi fue muy emocionante. Tremendamente emocionante”.

Silvio no habla mucho con los medios, de hecho las entrevistas a las que accedió en nuestro país fueron por correo eléctrico pero ¿qué cuestionarle? Lo que debieramos buscar él lo ofrece y lo hace a través de su arte, de su música, de su guitarra. Así y todo habló con los periodistas que se hicieron presentes y le habló a su público. Ahora sólo queda esperar a ver el show que ofrecerá donde va a recorrer parte de su amplio repertorio, en el que no faltarán los clásicos que todo el mundo quiere escuchar y donde también se podrá disfrutar de temas de su último disco, editado en 2010, e incluso algunos nuevos . También cantará algunas canciones junto a Victor Heredia y el público argentino podrá disfrutar de otro gran artista cubano el trovador, cantacuentos, escritor y periodista Amaury Pérez que es otro de los músicos invitados al concierto.-

Texto: Jimena Riveros / Fotos: Nicolás Borojovich

A %d blogueros les gusta esto: