Cuba vs Bloqueo

Conferencia de prensa Embajada de Cuba en Argentina

 Informe actualizado:  Cuba vs Bloqueo

En el marco del  próximo encuentro de la ONU el 29 de octubre en el que se pronunciará por XXII vez la “Necesidad de poner fin al bloqueo económico, comercial y financiero impuestos por los Estados Unidos de América contra Cuba”, la Embajada de Cuba en Argentina realizó una conferencia de prensa, presidida por el Embajador Lamadrid Mascaró.

 En 2012  la resolución que condena el bloqueo fue aprobada con 188 votos a favor, tres en contra (Estados Unidos, Israel y Palau), y dos abstenciones  (Islas Marshall y Micronesia). 

El informe presentado en la Embajada explica que el  bloqueo califica como un acto de genocidio, en virtud de la Convención para la Prevención y la Sanción del Delito de Genocidio de 1948, y como un acto de guerra económica, de conformidad con la Declaración relativa al derecho de la guerra marítima adoptada por la Conferencia Naval de Londres de 1909.

El daño económico ocasionado al pueblo cubano por la aplicación del bloqueo económico, comercial y financiero de los Estados Unidos contra Cuba hasta abril de 2013, considerando la depreciación del dólar frente al valor del oro en el mercado internacional, asciende a 1.157.327.000.000 de dólares estadounidenses.

En este sentido Lamadrid Mascaró manifestó: “Con la suspensión de tres días de Bloqueo se termina de arreglar la autopista principal de Cuba”.

Respecto a las políticas adoptadas por el reelecto presidente de EEUU, Barack Obama, se observa a partir por ejemplo de los sucedido  el 10 de septiembre de 2012 donde se decidió prorrogar una vez más la Ley de Comercio con el Enemigo, una clara determinación de ese gobierno de continuar con las mismas medidas hostiles e incluso agudizarlas.  “El bloqueo se mantiene como reflejo de la soberbia imperial”, dijo el Embajador y sostuvo que “no es otra cosa que un acto genuino de crueldad planificada”.

 Algunas de las Leyes que hacen al bloqueo:

 Ley Torricelli: Estableció dos sanciones fundamentales: Primero, prohibir el comercio de las subsidiarias de compañías de Estados Unidos establecidas en terceros países con Cuba; segundo, prohibir a los barcos que entren a puertos cubanos, con propósitos comerciales, tocar puertos de Estados Unidos o en sus posesiones durante los 180 días siguientes a la fecha de haber abandonado el puerto cubano. Fue promulgada por el ex presidente George Bush (padre) el 23 de octubre de 1992.

Ley Helms Burton: El nombre verdadero de esta ley es Ley de la libertad cubana y solidaridad democrática de 1996 pero es conocida como Helms Burton por el nombre de sus promotores.  Data del 12 de marzo de 1996 y fue firmada por el Presidente de los Estados Unidos William J. Clinton.  Como objetivos principales tiene, desde el punto de vista político, perpetuar el clima de hostilidad en la política de los Estados Unidos hacia Cuba, para forzar la destrucción de la Revolución Cubana y desde el punto de vista económico, intimidar por todos los medios posibles a los empresarios extranjeros para tratar de evitar las inversiones y el comercio internacional con Cuba.

Los buques mercantes de terceros países que tocan puertos cubanos siguen siendo afectados por la extraterritorialidad del bloqueo.

 Continúan siendo rehenes de la extraterritorialidad del bloqueo en terceros países:

Las empresas que comercializan productos de origen cubano o que en su elaboración contengan algún componente de ese origen.

Las empresas que pretendan vender a Cuba bienes o servicios cuya tecnología contenga más de un 10% de componentes estadounidenses, aunque sus propietarios sean nacionales de los países exportadores.

Los bancos que, en ejercicio de sus derechos, pretendan abrir cuentas en dólares estadounidenses a personas jurídicas o naturales cubanas o lleven a cabo transacciones financieras en dicha moneda con entidades o personas cubanas.

Los empresarios que realicen inversiones o negocios con Cuba.

Para comprender los alcances de este particular bloqueo (único en el mundo):

Salud pública: Para el período comprendido entre mayo de 2012 y abril de 2013, estimaciones muy conservadoras valoran las afectaciones monetarias provocadas por el bloqueo a la salud pública cubana en alrededor de 39 millones de USD

 Alimentación: Por su naturaleza, este es uno de los sectores más sensibles afectados por el bloqueo. Ante la imposibilidad de exportar productos cubanos al mercado estadounidense y las restricciones que impiden a los barcos de ese país transportar cargas cubanas hacia otros destinos, la flota que viaja desde los Estados Unidos a Cuba retorna a puerto norteamericano sin carga, lo que implica un encarecimiento de los fletes. Por este concepto, la afectación ascendió a 28 millones de dólares estadounidenses en el 2012.

Educación: Las pérdidas ocasionadas por la necesidad de importar materiales escolares suministrados por proveedores lejanos, significan una reducción del acceso de las escuelas cubanas a medios didácticos que resultan indispensables para la educación preescolar, primaria y especial. El monto de 816 000 USD pagados en adición a la cotización regular para la compra de materiales escolares, equivale a 1 723 módulos para la enseñanza de Ciencias Naturales. Como resultado de esos costos adicionales sólo se pudieron importar 100 módulos didácticos.

Deportes:La Selección Nacional de Béisbol aún espera que se salden los pagos adeudados por su participación en el II y III Clásicos Mundiales de Béisbol (2009 y 2013), que suman 2.3 millones de USD, y no pueden ser transferidos a Cuba debido a las leyes del bloqueo.

La Reunión del Comité Ejecutivo de la Federación Internacional de Baloncesto Aficionado que debió celebrarse en La Habana del 7 al 10 de noviembre de 2012, tuvo que ser cancelada al negar las autoridades norteamericanas las licencias de viajes a los ejecutivos procedentes de Estados Unidos y Puerto Rico.

Sector externo de la economía cubana: Durante el período que se analiza, las afectaciones ocasionadas por el bloqueo al comercio exterior cubano ascienden a 3 921 725 790 USD, cifra un 10% mayor que la del año anterior.

La inversión extranjera en Cuba: En los últimos años ha estado dirigida a proyectos de interés nacional con un significativo impacto económico y social. El bloqueo impuesto por el gobierno de Estados Unidos continúa obstaculizando el proceso inversionista extranjero en Cuba: Se impide el acceso a tecnología de punta que poseen empresas norteamericanas; Se niega el acceso al mercado estadounidense para las exportaciones de empresas cubanas; Se impide el acceso a financiamientos provenientes de bancos norteamericanos para el desarrollo de las inversiones extranjeras directas en el país; Aumento de los costos de flete y transportación marítima; Se aplican sanciones extraterritoriales y se ejercen presiones a empresas extranjeras, lo que impide el establecimiento de negocios conjuntos en Cuba.

Los datos presentes dejan al descubierto como la Administración del Presidente Obama, que ha potenciado el alcance de las legislaciones Torricelli y Helms-Burton.

Con sentido de humor aunque preciso el Embajador comentó lo dicho por diferentes sectores anticubanos que refieren que Cuba utiliza el bloqueo para justificar su fracaso y en este sentido afirmó: “OK quiten el bloqueo para ver. Háganlo 12 hs o 1 semana o 5 meses”.

Lamadrid Mascaró informó que el próximo 29 de octubre se seguirá en vivo entre las 12 y las 13  hs aproximadamente, y desde la propia embajada, la presentación del caso de la Asamblea General de las Naciones Unidas.-

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

 

Texto:  Jimena Riveros  / Fotos: Alberto Mas

LA CUBA REAL

Antes de comenzar debo aclarar que no construyo esta nota con elementos intuitivos o con información otorgada por otras fuentes. Hablo y escribo de lo que vi hace pocas semanas en Cuba. Así que sólo narro lo que mis ojos vieron. Dicho esto, podemos continuar.

Es mucha la gente que habla de Cuba sin conocerla, sin explorarla, sin contextualizar y en gran medida responde esto a lo que venimos escuchando desde siempre impulsado por medios de comunicación hegemónicos. Se habla sobre la dictadura de los Castro, el fin de la Revolución, la falta de libertad, pobreza y tanto más pero ¿quienes  lo dicen? Aquellas personas que fueron alguna vez y vieron gente con ropas viejas, casas y departamentos en mal estado y escucharon a una serie de ciudadanos quejándose. Esto por un lado, y por el otro la gran campaña mediática que desde hace más de 50 años ejercen los sectores de la derecha de los Estados Unidos, quienes tienen influencia en los medios masivos de comunicación de todo el mundo ¿O pensás que el Grupo Clarín, Infobae o La Nación no tienen ninguna relación con el país del norte?

Mapa CubaDesmenucemos este asunto. El tema del bloqueo: es una barrera comercial, económica y financiera impuesta por los Estados Unidos  desde 1962, traducido esto significa que Cuba no puede exportar ni importar libremente hacia los EE.UU. (país que está a 180 km) ni puede tampoco utilizar el dólar norteamericano en transacciones financieras internacionales. Son un conjunto de leyes que tienen aplicación extraterritorial y esto impide que empresas de otros países puedan comerciar libremente con la Isla. Lógicamente tampoco puede acceder a créditos de bancos de Estados Unidos ni sus filiales en ninguna parte del mundo. El bloqueo le impide entonces comerciar libremente con otros países y con quienes lo hace debe pagar muchísimo más (por las distancias). Desde hace casi 20 años la Asamblea General de la ONU  condena el bloqueo y exige su fin. En noviembre último se alzaron en contra 188 países, algunos de ellos aliados de Washington, que reconocen el impacto de esta obsoleta política en sus economías.

No hay antecedentes de un cerco tan brutal como este pero ¿cómo afecta al ciudadano? Es simple: Cuba es una isla del caribe, con características geográficas comparables con Haití o Jamaica. Su economía se basa en el turismo y en la minería, puntualmente el níquel. Hay materias primas que no tiene y ni hablar de cuestiones tecnológicas. Cada cosa que Cuba hace le cuesta cientos de miles de dólares por encima del valor real y en esto entra todo: la industria, la medicina, la educación, la construcción, etc.

Vayamos ahora por la educación. Desde diciembre de 1961 Cuba es proclamada Territorio Libre de Analfabetismo. Es un país en el que todos los niños van a la escuela y es Cuba. Recordemos: una isla en el medio del Caribe que hasta el Triunfo de la Revolución era “el patio trasero de los Estados Unidos” pero ¿qué es la educación? Puedo citar a decenas de pensadores de diferente orientación política que proclaman a la educación como algo esencial y responsabilidad del Estado. Según Malcom X “La Educación es el pasaporte hacia el futuro, el mañana pertenece a aquellos que se preparan para él en el día de hoy”; José de San Martín decía que “Sin educación no hay libertad de los pueblos” y el apóstol José Martí sostenía: “Solamente un pueblo culto puede ser verdaderamente libre”.

Foto: Roberto Suarez

Foto: Roberto Suarez

En Cuba, la educación es una prioridad del Estado y es interesante porque, en definitiva, educar ofrece libertad, dado que otorga análisis crítico y profundiza el pensamiento individual y colectivo. No debiera ser un acto revolucionario eliminar el analfabetismo, qué el Estado garantice este derecho a todas las personas. Sin embargo, Cuba es vanguardia en algo que debiera ser más o menos igual en todo el mundo. Esto en cuanto a los derechos, pero revisemos el fondo. Una persona adulta que recibió formación académica tiene más elementos para analizar aquello que está mal y cuestionar y no conformarse. Es sabido que un pueblo analfabeto es mucho más fácil de manejar  y someter para poder disponer de esas voluntades. Entonces, ¿de qué le serviría al tirano Gobierno de Cuba garantizar uno de los mejores niveles académicos del mundo? El Estado cubano, a través de la educación pública, laica y gratuita educa a todos. Les ofrece esos elementos, vedados para millones de chicos del resto del mundo,  y se los garantiza hasta donde ese sujeto quiera formarse. Todos los niños cubanos tienen una familia y un Estado que responde por ellos, pero vayamos más fino todavía ¿qué pasa con los chicos que son abandonados al nacer?  Es el Estado quien se hace cargo. Entonces esos bebés mientras lo sean y  hasta ingresar en la escuela primaria, van a jardines de infantes que se denominan “semillitas de la patria” y después pasan a ser “hijos de la patria”, donde crecen con el amor de una familia que allí encuentran.

A nivel universitario, en la carrera de medicina, no hay mucho que aclarar porque es vox populi. De todas formas, los datos: En 2012, Cuba formó más de 11.000 nuevos doctores. Entre estos médicos recién graduados, 5.315 son cubanos y 5.694 proceden de 59 países de América Latina, África, Asia e incluso de Estados Unidos. De acuerdo con cifras de la Oficina Nacional de Estadísticas, a finales de 2010 había un total de 76.506 médicos en Cuba, un promedio de 147 habitantes por cada médico.

Foto: Roberto Suarez

Foto: Roberto Suarez

Pero sigamos. Vayamos por el lado de la seguridad, o de la inseguridad, según como quiere ver el asunto cada uno. Término, este último, muy escuchado en Argentina (sobre todo en la Ciudad de Buenos Aires) y bandera de batalla de varias campañas políticas, porque “un país serio necesita ser un país seguro”. Como si la inseguridad fuera un hecho aislado suscitado por la sola decisión de un sector de delincuentes que se proponen matar o robar. Como si nada tuviera que ver lo que mencionábamos antes (la educación) o el acceso a otros derechos como una vivienda digna, un trabajo asalariado, etc ¿no? Bueno, pongamos que no. Veamos qué pasa en Cuba.

Según Elías Carranza, director del Instituto Latinoamericano de las Naciones Unidas para la Prevención del Delito y el Trato del Delincuente, que tiene su sede principal en Costa Rica, Cuba  es el “país más seguro de la región, mientras que la situación en cuanto a los delitos y la inseguridad a escala continental se ha deteriorado en las últimas tres décadas“. Carranza opina que esto sucede como consecuencia de que se haya logrado erradicar la exclusión social.  En este sentido también dijo que Cuba tiene una de las tasas más bajas de reclusos en la región por cada 100 mil habitantes.

Ya vimos de que se trata esto del “bloqueo”, qué es lo que sucede con la educación dentro de Cuba (y aclaro dentro porque no mencionamos por ejemplo el programa de alfabetización Yo Si Puedo que es usado en más de 30 países); cómo andan los cubanos en materia de seguridad. Nos faltaría entonces revisar lo que concierne a la salud, a los derechos civiles y también a la libertad.

La salud en Cuba. El sistema de salud cubano es un sistema universal, gratuito y accesible  para todos los ciudadanos. Tiene tres niveles de atención focalizados en .el cuidado del niño, la madre, la mujer y el adulto mayor así como la prevención y control de las enfermedades que puedan afectar a los cubanos. Se basa entonces en un modelo de medicina familiar. El país cuenta con  161 hospitales, 452 policlínicas y 11.504 consultorios médicos.  El resultado de toda esta planificación se refleja en la tasa de mortalidad infantil más baja de América, que  es 4,5  por cada mil nacidos vivos.  Durante las últimas décadas Cuba logró erradicar 13 enfermedades, gracias al programa de inmunización. El  95 % de esas vacunas se producen en la isla,  con prioridad para la  atención al  pueblo y luego para la comercialización. Otros de los grandes resultados surgen de los programas de trasplantes de órganos, y el de  lucha contra diferentes tipos de cáncer.  La esperanza de vida es de 78 años en promedio entre hombres y mujeres.

Foto Roberto Suarez

Foto Roberto Suarez

Respecto a los derechos civiles, tan cuestionados por medios de comunicación del mundo y por sectores políticos, debo decir que están garantizados. En Cuba existe un sistema político electoral con características únicas en el mundo aunque con gran sentido democrático: en Cuba la gente vota y vota a quienes se postularon para tal fin y a esto se le suman diferentes instancias creadas para expresar ideas a viva voz. También se habla mucho de censura y persecución y es interesante porque quisiera saber yo en dónde se manifiestan estas cuestiones. En Cuba hay muchas personas que piensan distinto y lo hacen saber tanto dentro de la Isla como en el exterior (a veces más en el exterior que dentro). Se producen encuentros y reuniones en algunos lugares en los que casi siempre y en forma “totalmente casual” aparecen periodistas de medios estadounidenses. No hay ni razzias, ni arrestos, ni nada. La gente se expresa como en cualquier lado. En realidad un poco más. Dicho esto, insisto ¿de qué persecución hablan?, ¿de qué censura?

Hablemos de libertad. Siempre hubo libertad en Cuba. Siempre. Durante todos estos años cualquier cubano podía salir del país en forma legal en tanto se comprobara que no había algún delito en el medio.

Pasaportes cubanos Lo que sí es verdad es que el trámite migratorio era engorroso. De cualquier forma, más del 95 por ciento de los ciudadanos que lo solicitaron viajó al exterior y además, desde el 14 de enero de 2013 entró en vigencia una serie de modificaciones migratorias que hacen más rápido y más económica la salida del país.
Esta es la Cuba que cientos de sectores empresariales y políticos del mundo entero quieren que desaparezca. Esta es la Cuba donde no hay chicos, ni grandes, ni viejos durmiendo en las calles. Esta es Cuba, el país donde todos los días todos comen, se educan, se alimentan y sonríen, y bailan y juegan al dominó. Esta es la Cuba real de la que no quieren hablar. Cuando puedas anda a visitarla.

Texto: Jimena Riveros

Fotos: Roberto Suarez y archivo web

A %d blogueros les gusta esto: