La Garganta: Una Voz Poderosa

La Garganta

Es el brazo literario de la Poderosa, una revista hecha íntegramente por los vecinos de las villas. De sus pasillos salen los redactores, ilustradores y fotógrafos. Nació en marzo de 2011 con una tirada mensual y se caracteriza por los gritos de sus tapas: personajes representativos de la cultura y el deporte son la invitación a comprarla. Con la “excusa” siempre bien aprovechada de esa figura, esta organización llega a lectores de todas las clases sociales que se enteran cómo se hace periodismo desde abajo, para arriba, al costado, hacia adentro y para afuera. Acá la voz de algunos de ellos:

¿Qué es La Garganta?

Dada, comunicador de la 31 bis de Retiro: Es una de las cooperativas que llevamos adelante. Hace más de un año se decidió en cada asamblea elegir un redactor, un fotógrafo y un diseñador. Las personas que fueron elegidas en los barrios serían las voces de cada lugar.

¿Cómo es la eleccción? ¿En función de qué?

Dada: Cada barrio ya tenía mucha bronca de lo reflejaban los medios de comunicación, donde satanisaban al barrio sin que nadie se acerque a ver la realidad de cada vecino. Los que padecen el problema de las cloacas, de la luz y esas cosas… que el SAME no ingresara a los barrios. Hubo un noticiero que dijo que entrar en la villa era la entrada al infierno.

¿Cómo es la elección de esos redactores?

Dada: Cada asamblea tiene un referente, un vecino del barrio. Ese referente es elegido por asamblea, es decir, todos lo elegimos a cada uno. Por consenso.

¿Tienen una estructura a la hora de escribir?

Dada: Uno de los chicos, el Kiki (11 años) dijo una tarde: “¿Por qué los títulos siempre están arriba? Por que nosotros los vamos  a poner arriba si venimos de abajo?” Y así cada uno intenta buscar su propio estilo como un medio alternativo, que somos. En esas asambleas hablamos sobre que queríamos de la revista y ahí surgió el tema de la publicidad: decidimos que no sea una empresa sino que sea de los propios vecinos, como una fuente de trabajo.

Paola Vallejos, Villa 21: Los vecinos que no participan activamente igual nos dicen que están contentos, que al fin hay un medio donde pueden expresar lo que sienten. Genera un sentimiento de menos exclusión.

¿Qué cambios vieron a partir del primer número en sus barrios?

Ayelen Toledo, 15 años,  redactora del barrio Zavaleta: Y mira! Cuando Facundo Pastor hizo ese informe del  que te hablaba Dada el resultado fue que dejaron de llegar los colectivos y las ambulancias y a partir de que la revista empezó a circular esto cambió un poco. Cada uno escribe según lo que le pasa… cuando Facundo Pastor dijo que todos los que vivimos en Villa somos pirañas ¡imaginate! Tenemos distintos temas y cada cual tiene su estrategia.

Los egos individuales ¿cómo viven las tapas que hacen?

Dada: Las tapas son grosas pero lo utilizamos como una estrategía para que llegue al público.  En marzo murió un compañero mio, Pascual, porque la ambulancia no llegó. A mi me hubiera gustado que él sea tapa pero lamentablemente eso no vende ni es lo que nos permite llegar al resto de la gente. Pero como esas tapas nos permiten llegar, adentro si se encontraron con lo que le pasó a Pascual.

¿Cómo vuelven después de hacer ESA entrevista a ESA persona que todo el mundo quiere conocer o que cualquier periodista quisiera entrevistar?

Dada: Tenemos un perfil muy definido en las tapas. No decide uno a quien. Sigue todo la misma lógica. A Riquelme lo elegimos por sus orígenes y que es la misma razón que El Diego nos dio cuando le preguntamos sobre porqué nos concedió la nota a nosotros. Nuestro reto es seguir y seguir.

Laura González, redactora de la Villa 31: Yo hice la última tapa – habla de la de Aimar – y cuando la terminé sentí que tenía enfrente a una persona más sólo que con fama pero como yo, como él, como todos.  La verdad es que estaba muy nerviosa fue una hora pero para mi fue mucho tiempo más… y las miradas ¡fue algo muy lindo!

Ayelen: Nosotros siempre llevamos una guia de los temas que queremos tocar con cada entrevistado.

Paola: Nosotros cuando trabajamos en la revista, cuando hacemos una entrevista vamos a hablar con una persona, no con el Idolo y me lo tomo así para no caer en el lugar común de sentirme distinta porque entrevisté a un Idolo. Yo entrevisto a personas y disfruto de lo que hago. Es mi trabajo y me lo tomo así. Me queda una gran emoción muchas veces por lo que viví pero no me consume que es lo que suele pasar.

Dada: Lejos de sentir ego lo que nos pasa es que sentimos y sabemos que representamos a todos nuestros vecinos de los barrios y eso es lo emocionante.

¿Los vecinos les piden más notas, más cosas?

Dada: yo creo que cuanta más necesidades hay en el barrio piden más y nosotros vamos por mas.

¿Les hacen sugerencias con respecto a las notas?

Paola: Si, de hecho a partir de lo que nos pidieron los vecinos fuimos hablando de una problemática de la escuela 6 de la Villa 21 que lo trajeron padres y maestros. La escuela fue inaugurada en 2009 y hasta paredes le faltan. Los vecinos se empiezan  a dar cuenta que tienen una herramienta de ellos para usar y otra cosa que también los acerca es que hablamos en el mismo idioma porque somos ellos. Es algo que nos acerca a todos.

¿Cuánto tiempo le lleva la revista a cada uno?

Dada: Es relativo. Porque está toda la parte de la producción de las notas, la desgrabación de las entrevistas, los encabezados, ver a qué apuntamos con cada nota… es un proceso y hay muchos compañeros que nos ayudan.

¿Qué es para ustedes estar en la Garganta?

Claudio “Kiki” Savanz, 11 años: Un juego porque me divierto mucho.  A mi me dicen el Filosofo (él no juega a la pelota él es de los que prefieren mirar. Una de sus hermanas es fotografa en La Garganta)

 ¿Respetan la estructura periodística que establece que deben estar las cinco preguntas básicas al comienzo de la nota – Qué, Quién, Cuándo, Dónde y Cómo -?

Kiki: ¡No! Estaba mal que sea así, porque para mi es más importante pensar 5 veces en el por qué.

Maxi “Core” Gómez, 14 años, Zavaleta: Yo hago de todo un poco: notas, entrevistas y dibujo.

¿Qué es lo que mas te gusta?

Core: Las tres cosas ¡si no, no las haría!

 ¿Cómo llegaste a la revista?

Core: Los vecinos me eligieron. Un día me golpearon la puerta y me dijeron que la asamblea quería que yo dibuje, si me parecía bien. Y si, me pareció bien (este muchachito está en segundo año de la secundaria. El año pasado se llevó 7 materias, las rindió todas y le quedó una).

 ¿Hay algo que quieran decir? ¿Qué no me puede faltar?

Kiki: La Garganta.

El Chino: Mas allá de las emociones de cada entrevista, es una participación muy grande todo esto y estoy muy orgulloso. Para mi es una oportunidad para cambiar el barrio y ser una persona bien después, con un buen futuro en mi barrio.

A estos comunicadores el recorrido hasta aca les costó bastante. Hubo dos hechos que los marcaron: una golpiza que recibieron en Villa Gesell por efectivos de la Bonaerense y una nota  para el canal América 2 que hizo Facundo Pastor.

Villa Gesell: Cuando hicieron esa primera tapa, la de Riquelme, decidieron ir a la Costa  a vender la revista. Fueron a Villa Gesell para intentar hacerse eco de su medio de comunicación villero. La gente respondía muy bien con la compra hasta que cayó un policia a cargo del operativo, Javier Colloba. Ahí nomás empezaron a llegar móviles al tiempo que les decían que iban a confiscar las 3.000 revistas. Fue en ese momento que un docente jujeño (que acababa de comprar La Garganta) intentó impedir que se lleven los ejemplares. Los golpes empezaron a sonar en las espaldas de estos periodistas, y del docente también. El resultado fue 6 personas detenidas por 24 horas. Cuando los trasladaban a la comisaria, el policia que manejaba dijo por handi: “Ya tenemos a los zurdos, ahí vamos”. Los chicos tenían puestas remeras que habían hecho ellos con la leyenda: “La Garganta Poderosa Periodismo y Dignidad. Somos sangre de Rodolfo, un grito de libertad”. 

Facundo Pastor: En 2009 el “periodista” hizo un informe en el que presenta a Zavaleta como la villa más peligrosa. Para sostener lo que se intentaba vender, chicos que están atravesados por el flagelo de la pasta base aparecian como peligrosos y un vecino historico como “un capomafia”. A Pastor no le alcanzó con la amarilla edición del canal y sostuvo que ir a la villa es conocer “un lugar que es poco menos que desafiar a la muerte”. Fue tan fuerte el impacto que al día siguiente llevaron TODAS las actividades que se desarrollan en esa Villa a las puertas del canal. “Esa asamblea fue multitudinaria”, recuerdan algunos de los que allí estuvieron. Fueron con el fútbol popular, con la cooperativa de alimentos y con afiches que hicieron los que asistian a las clases de apoyo: “Yo aprendí a leer en Zavaleta”,  “En mi barrio, hay compañerismo y solidaridad”.

Este hecho fue uno de los motores de La Garganta. Era imperioso formar un medio propio de comunicación. Se capacitaron durante tres meses y después empezaron a trabajar en la producción del primer número. Fue un éxito y lo sigue siendo. Es una propuesta innovadora para los lectores de revistas. Es la garganta por la que las villas hablan y la tenés ahí en el puesto de diarios que está en la esquina de tu casa. Anda a buscarla y si querés después buscalos a ellos. Sabes donde encontrarlos.-

 

Texto: Jimena Riveros // Fotos: Celeste Riveros y archivo La Poderosa

Anuncios

One Response to La Garganta: Una Voz Poderosa

  1. Inés says:

    Hermosa nota, muy hermosa!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: