Peregrinación hacia el Eusebio Mansilla

El sábado 3 de septiembre se celebró la misa India que estaba prevista para el pasado 28 de mayo pero que fue cancelada debido al fatal desenlace que una bengala produjo en abril durante un recital de La Renga en La Plata

Al igual que en todos los conciertos que ofrece Solari, miles de personas fueron llegando a Junín desde varios días antes de show, la capacidad hotelera de la localidad asi como las aledañas fue superada y miles de carpas coparon los campins e incluso los jardines de algunas casas particulares.

Llegaban en autos, combis, micros escolares y de larga distancia. El sábado a las 8 AM “El Mundo de Rock” salió desde Constitución, Mataderos, Banfield y San Isidro con 1500 personas. Tal como lo hacen siempre ofrecieron su clásico asado esta vez en el Club Rivadavia de Junín. Así la tarde transcurría con la panza contenta y la compañía de una banda que hizo algunos couvers ricoteros. La hora de la ceremonia se acercaba.

Todo se fue produciendo sin mayores inconvenientes, el único quizás, fue la eterna caminata que los peregrinos debieron hacer para llegar al Autódromo  y que en algunos casos superó los 5 km pero este inconveniente también le dio un toque más místico: era una verdadera peregrinación con feligreses de todos lados caminado sin cesar para llegar al templo elegido para esta Misa.

Llegaban al recital ya con las piernas cansadas pero el agotamiento  se esfumó cuando pasadas las 22 hs se apagaron las luces y una voz en off presentó a Los Fundamentalistas del Aire Acondicionado. “Todos a los botes”,  del disco “El perfume de la tempestad” fue el tema elegido para dar comienzo a la ceremonia ante más de 120.000 personas (algunas fuentes afirman que llegaron a ser 150.000).

Pese a la inmensidad del lugar el sonido logro no perderse y la banda sonó increíblemente bien.

El Indio agradeció la presencia de tantos y  antes de cantar  la “Virgen de la Virgencita” pidió: “Cuiden a las pibitas en sus barrios, la prostitución es una elección de los adultos”.

Fueron casi dos horas y media de show con dos pequeños intervalos y sonaron 27 canciones que conformaron a todos, desde los viejos ricoteros hasta los nuevos Solaristas.  Temas como “La hija del Fletero”, “Vamos las bandas”, “Ñan fri frufi frali fru”,  ”Nadie es perfecto” y “Mariposa Pontiac” hicieron vibrar a la ciudad entera; “Juguetes perdidos” sonó más lenta y terminó con el Indio recitándola. De lo más nuevo se destacó “Flight 956”, “Pabellón séptimo”, “El tesoro de los inocentes”, “Martinis y tafiroles”  ¿El cierre? Y si, “JI,JI, JI” con el pogo más grande del mundo.

Tal cual lo había pedido el mismo Indio Solari, el público entendió e hizo caso omiso: No hubo bengalas. Este recital, al igual que la gran mayoría de los que ofrece El Indio fue una verdadera fiesta. Los esqueletos de miles llegaron hasta Junin que se tiñó del rock and roll del país. Una vez más esta tribu copo un nuevo pueblo de Argentina.

El Indio Solari junto a Gaspar Benegas y Baltasar Comotto en guitarras, Marcelo Torres en bajo, Hernán Arramberri en batería, Alejo von der Pahlen en saxo y Ervin Stutz en trompeta y trombón (Los Fundamentalistas) ofrecieron un concierto brillante que dejó a todos contentos.

Sólo queda esperar que llegue al boca en boca la fecha del próximo encuentro. Las bandas aguardan con las cienes ardientes.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: