La comunidad Toba Qom

“En Formosa todos los indígenas son olvidados y no tenidos en cuenta”

Dentro del territorio argentino hay 28 pueblos que se reconocen como descendientes de pueblos originarios, esto implica una serie de particularidades vinculadas estrechamente a su identidad que va desde creencias, vestimenta, idioma y  hasta cultura en general. Sin embargo la historia los fue corriendo con banderas colonizadoras y poco a poco fueron perdiendo todo y así muchas comunidades fueron y siguen siendo desarraigadas de sus tierras y sus costumbres. Un ejemplo claro es la Comunidad Qom.  Durante el 2010 iniciaron un reclamo histórico: la devolución de sus tierras que tanto el Estado (Provincial y Nacional) como  particulares vienen usurpando. Originalmente cortaban parte de la ruta nacional 86 hasta que el 23 de noviembre del pasado año se produjo un enfrentamiento con la policía formoseña que termino con la vida  de Roberto López y que dejó a mujeres,  ancianos y niños heridos, “quemando sus viviendas y documentos, deteniéndolos, para torturarlos y tenerlos sin atención medica ni alimentos durante día”,  según lo denuncia un comunicado de  prensa de la Comunidad Toba QOM de aquel fatídico día.
Feliz Díaz, es el vocero de la Comunidad y fue la persona elegida para realizar las denuncias y los reclamos en Buenos Aires en forma inmediata, al no recibir respuesta favorable la Comunidad decidió realizar un acampe en la  Avenida de Mayo y 9 de Julio (Ciudad Autónoma de Bs As). Hay que destacar que el reclamo está amparado por la Constitución Provincial y Nacional así como convenios, incluso internacionales, que no son cumplidos en la provincia de Formosa. Daniel, un miembro de la Comunidad y  responsable del Campamento cuenta que están próximos a cumplir 5 meses en la misma situación y dado que no obtuvieron respuesta de ningún tipo comenzaron el 25 de abril con una huelga de hambre: “Son 15 los hermanos que se sumaron a esta medida de fuerza después de 4 petitorios presentados”. Lo cierto es que en enero último debían reunirse con el Ministro Randazzo pero por razones que no fueron aclaradas debió viajar y la entrevista quedó en la nada. Tampoco los recibió la presidente argentina Cristina Fernández con quien solicitaron una audiencia.
En el campamento son 47 adultos más 6 niños. El resto de los niños, porque todos tienen hijos, están en Formosa.  Daniel y Feliz Diaz sostienen que no se acercó ninguna autoridad del Gobierno Nacional y que lo único que están pidiendo es recuperar sus tierras y mejorar el tratamiento de los indígenas tanto en salud como en educación.
“En Formosa todos los indígenas son olvidados y no tenidos en cuenta”, dice Daniel y con respecto a la adhesión de organizaciones similares relatan que la mayoría envían su apoyo por correo electrónico pero no en forma fisica en tanto otras comunidades indígenas estan tomando diferentes rutas apoyando a los Qom y reclamando también sus tierras. “Esta huelga es por tiempo indeterminado. Es doloroso pero es así y pedimos el apoyo de cada indígena latinoamericano” dice, enfáticamente, Daniel.
Las tierras que reclaman pertenecen a la jurisdicción de Laguna Blanca, Formosa. Son 1300 hectareas de las cuales 600 intentaron (el gobierno provincial) cedérselas a una familia que nada tiene que ver con los pueblos originarios.  Las tierras no se pueden embargar ni transferir a ninguna persona particular, así lo expresa el artículo 75, inc 17 de la Constitución Nacional Argentina:  “Reconocer la preexistencia étnica y cultural de los pueblos indígenas argentinos. Garantizar el respeto a su identidad y el derecho a una educación bilingüe e intercultural; reconocer la personería jurídica de sus comunidades, y la posesión y propiedad comunitaria de las tierras que tradicionalmente ocupan; y regular la entrega de otras aptas y suficientes para el desarrollo humano; ninguna de ellas será enajenable, transmisible ni susceptible de gravámenes o embargos. Asegurar su participación en la gestión referida a sus recursos naturales y a los demás intereses que los afecten. Las provincias pueden ejercer concurrentemente estas atribuciones”.
La realidad argentina, pese a algunos vestigios de cambio positivos pero escasos (en el último Censo –octubre de 2010 – fue incluido un ítem que preguntaba sobre la descendencia de pueblos originarios o afrodescendientes; la nueva Ley de Medios permite licencias en comunidades indígenas; en algunas escuelas de idiomas se puede aprender quechua, mapuche y otros) sigue mostrando uAcampe Qom en la 9 de Julion desinterés abrumador que castiga a miles de personas adultas y niños. Estos últimos muy afectados por la falta de escuelas bilingües y obligados a recibir una formación que poco tiene que ver con su familia y sus orígenes.
En el caso de descendientes de Tobas ubicados dentro de la República Argentina,  mayoritariamente viven en las provincias de Chaco, Formosa, Salta y Santa Fe.

En cuanto a la forma de organizarse, constituyen comunidades que pueden ser rurales o urbanas y sus líderes son elegidos por la comunidad. El campamento ubicado en la 9  de Julio es una expresión, una acción concreta ante el silencio de los dirigentes políticos de Formosa y del Gobierno Nacional. Los Qom permanecerán en huelga de hambre hasta no recibir una respuesta concreta por parte de las autoridades nacionales, en otras palabras en tanto se siga evitando cumplir con la Constitución seguirán con este método de protesta.

(Texto: Jimena Riveros / Fotos: Nicolás Borojovich)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: