Los Abuelos de Belén (Habana Vieja)

RESTAURADORES DE LA TERCERA EDAD

Un recorrido por lo que fuera el Convento de Belén. La transformación de aquello que fue, por esto que es hoy: un servicio para los adultos mayores habaneros.

Caminar por la Habana Vieja es condición para cualquier turista que se encuentre en Cuba. Es sin dudas, pintoresca, acogedora y anacrónica. Desde hace un tiempo conviven las construcciones de hace 50 años al lado de otras restauradas.  Poquito a poco, y pese al bloqueo de EE.UU contra Cuba, que intenta impedir todo vestigio de mejora, el Historiador de Ciudad Habana, Eusebio Leal, ha podido emprender cambios estructurales que no sólo hacen que la ciudad se vea más bella sino que va de la mano de un trabajo social digno de copiar. En este caso mi lupa se detuvo en el Convento de Belén, que pertenece a la Dirección de Asuntos Humanitarios de la Oficina del Historiador.

Foto: Jimena RiverosNo se trata de una iglesia pero si de una suerte de refugio. Refugio para personas que vivieron toda una vida y hoy se creían ya sin tiempo. Refugio en el sentido literal que, según la Real Academia Española, es: asilo, acogida o amparo y/o hermandad dedicada al servicio y socorro de los pobres. El Convento de Belén es un refugio para la memoria, para los saberes adquiridos, es una reivindicación de valores y ¿Para quién será entonces? Para los adultos mayores de La Habana.
Tengo que comenzar diciendo que el Lic. Nelson Águila Machado es el Director General y lo tengo que aclarar porque si andás por ahí no te vas a dar cuenta. Nelson es uno más, dirigente si (a las claras) pero uno más.
Si bien todo lo que concierne a la tercera edad es una constante preocupación para el gobierno cubano (son vanguardia en diferentes programas), esta casa presenta características particulares ya que desarrolla distintos proyectos y los combinan entre sí.  La casa comenzó a funcionar en 1997 y se encontraba en ruinas por un fuego que la azotó en el 1992. Todos los proyectos no comenzaron a la vez pero, en la medida en que se iba realizando la obra constructiva, se fueron ampliando y así sigue.

Esta casa recibe a 400 adultos mayores todos los días, de lunes a viernes y son atendidos (según los días y las actividades) por un equipo de 15 profesionales trabajadores, más un grupo de cuidadoras geriátricas que responde al trabajo en las Residencias Protegidas, que tienen 4. Estas cuidadoras tienen un contrato determinado por un tiempo, a fin de no desgastarlas. No obstante esto hay que destacar que más allá de los trabajadores, todos de distintas edades en forma intencional, son los propios adultos mayores los que coordinan muchas de las tareas y participan en forma activa de las decisiones que se suscitan en la dirección del Convento.Foto: Jimena Riveros
Para dar una idea más acabada tenés que pensar en cómo es la casa, que no te olvides sigue en reconstrucción por aquel incendio que comenté. La parte restaurada conserva la arquitectura original: la fachada, arcadas y patio se mantienen como hace más de Foto: Jimena Riverosdos siglos. En la planta baja es donde los más grandes de La Habana desayunan, conversan y exponen las tareas del día. Allí mismo hay un pequeño escenario al que nadie le teme. En la parte de atrás funcionan las áreas de fisioterapia, kinesiología y consultorios médicos; también el comedor con una gran cocina. Al momento de mi visita estaban trabajando para poner un ascensor que permita una mejor movilidad dentro del Convento. Hay áreas destinadas a los diversos talleres que se ofrecen (teatro, coro, danza, tejido, etc); a la exposición de los trabajos realizados y a las planchadoras, que son todas voluntarias. También funciona una suerte de residencia para chinos cubanos que no tienen familia.
En el primeFoto: Jimena Riverosr piso hay una casita infantil (ver “Para los más chicos también”) destinados a los niños de familias con vulnerabilidad social de la zona.
Y todavía queda casi la mitad del Convento que está en proceso de restauración. Allí, por razones lógicas de seguridad nadie accede.

Si vas a recorrer las calles de la Habana Vieja, date una vuelta por el Convento.

Aquí las palabras de los protagonistas:

Foto: Jimena Riveros

Cira Blanco Aguilar Presidenta de los Abuelos de Belén

Nosotros nos reunimos todas las mañanas para empezar con las actividades, a las 8.30 de las mañana. Hacemos ejercicio hasta las 09.05 y entramos a las galerías para oír las reflexiones del director sobre muchos temas: salud, educación, medio ambiente, política…de todo. En este momento nos dan un desayuno con galletas y con leche.
Por la tarde están los talleres de costura, de tejido, talabartería, papel maché, teatro, coro, danza. De los talleres participan los abuelos que quieren y tienen deseo de hacer esa actividad. Nosotros somos todos mayores de 60 años. Pero no sólo son los talleres sino que aquí también se da salud ya que tenemos nuestro geriatra, el ortopédico y accedemos a través de los turnos. Primero tu vas al médico, te revisa, te dice lo que tu tienes y si te manda a hacer ejercicio y vienes aquí que está el especialista. La atención de los abuelos, en todos los sentidos, es gratuita. Acá tu vas a recorrer todo hoy y no verás a nadie triste y venís otro día y será lo mismo. Nosotros estamos aquí encantados. Yo hace 8 años que estoy acá y como presidenta llevo 4.
Por día participan de 300 a 400 abuelos pero nuestra matrícula es de 670 personas sumado a las 4 casas que tenemos afuera, que hacen un cálculo de 1.200 abuelos. Todo atendido por la administración, por la jefa de Centro de Día, que es la persona a la que yo respondo en forma inmediata. Tenemos un ejecutivo, una compañera del área de cultura, otra de trabajo voluntario, hay una organizadora de eventos, otra que es la ideológica. Somos un colectivo. Como verás somos los propios abuelos los que participamos de las decisiones que se toman.
Pero no somos sólo abuelos, también hay un equipo de fútbol de jóvenes porque el proyecto nuestro es unir a la juventud con la vejez. Arriba, en el primer piso tenemos también un aula de niños de 4 y 5 grado y tenemos un círculo infantil.

Elisa Bustamante Responsable del  área de Cultura

Lo que buscamos es mejorar la calidad de vida los abuelos. Aquí tenemos graduados de todas las disciplinas, sin embargo de los 600 ninguno viene de las áreas de cultura pero hemos logrado crear el coro para canciones populares y el coro para las misas. Practicar danza, teatro, modelaje y todo eso hace que los abuelos se sientan mejor.
Tenemos personas con una voz privilegiada pero no son los únicos que participan de las actividades culturales sino que todos participan. Son muchos los que soñaron con cantar con bailar, actuar pero no tienen ese Don y todos cantan, bailan y actúan como profesionales. Acá no se ven caras tristes, esta también es nuestra casa y donde pasamos el día entero.
Nosotros tenemos una historia de lucha, de 100 años de lucha pero después vino la revolución y la revolución es cambio. Todo lo que deseamos, todo por lo que luchamos nuestra revolución nos lo dio.
Una de las luchas es el respeto y la consideración hacia la tercera edad. Todos los abuelos son respetados en este país. Una de las preocupaciones de la Revolución es la conservación de la vejez: que sea grata y contenta.
Hay una abuela que llegó demacrada, mal, con depresión y se renovó por completo.
Es una preocupación de nuestro Comandante en Jefe, cada vez que él habla es una cosa nueva, una nueva enseñanza. Quiero que todos los argentinos sepan esto: estuvimos casi un año y medio sin ver a nuestro comandante en Jefe y cuando a pareció por televisión ¡hombres lloraban por poder verlo bien!

 

PARA LOS MAS CHICOS DEL BARRIO TAMBIEN

Susel Yañez psicóloga y directora de la casita infantil “Vilma Niña”

 

Foto: Jimena RiverosLa Casita Infantil surge a comienzos del 2010 ante la necesidad de un centro de trabajo para que cuide a los hijos de esos trabajadores. Como esta casita se encuentra en la Oficina de Asuntos Humanitarios de la Oficina del Historiador de la Ciudad, no acogemos solamente a los niños de los trabajadores sino que nuestra misión son los niños de la barriada, de la comunidad y si, algunos hijos de los trabajadores. En La Habana Vieja no hay casitas infantiles porque hay muchos círculos infantiles pero en las provincias sí, se crean las casitas según las necesidades de los trabajadores. Nosotros estamos asesorados por el Ministerio de Educación y aunque la casita infantil no lleva un programa metodológico como si los círculos infantiles, no obstante esto nosotros si lo tenemos. Tenemos una matrícula de 20 niños
Los niños que vienen son fundamentalmente de la comunidad, o sea, de la barriada y algunas niños son hijos de trabajadores de la Oficina del Historiador. Aquí hay permanentemente una educadora, una enfermera y una cocinera. Los niños tienen la misma jornada que un círculo infantil (llegan a las 7.30 AM y se van a las 17.30) y vienen desde el año y hasta los 5, que se van para la escuela.
La enfermera está todo el día y es quien realiza los chequeos médicos con control peso y altura para ver en el tiempo como evoluciona ese niño. Este control se realiza todos los meses con excepción del análisis de heces fecales que se realiza cada tres meses.
Les enseñamos desde pequeños normas de conducta y de respeto.
Aquí los niños desayunan, comen al medio día y por la tarde meriendan y en esos momentos ellos escuchan música.
Con respecto a los pañales por lo general los niños deben ingresar con control de esfínteres pero realmente no es siempre así. Lo que hacemos es hablar con los padres para en cuanto comienzan aquí con la adaptación en la casa comiencen a retirar los pañales.
Contamos con un salón de actividades más pasivas (plastilina, canto, cubos, etc) y también un dormitorio con camitas para que duerman la siesta. Cada niño duerme en una cama que está identificada con una foto del niño por una cuestión de higiene y cada cama tiene sus sabanitas que no se comparten. También hay un “parque” con juegos de plaza, que son donaciones.
La enfermería es para brindar primeros auxilios y es donde están todas las historias clínicas que se revisan los lunes y los viernes. Hay un salón de reuniones para padres y docentes y una cocina donde se elaboran las comidas de los niños y sólo de los niños. La comida de los trabajadores se cocina en otro lugar.
Con respecto a la integración intergeneracional primero intentamos que nuestros niños se vinculen con los más grandes que vienen aquí y en fechas conmemorativas como el natalicio de Vilma Espín, o la jornada Camilo Che tratamos que los ancianos suban con alguna actividad muy pequeñita y los niños pues también montan una actividad.

Agradecimientos Especiales:
Lic. Nelson Águila Machado
Carlos Rivalta
Lourdes Baldoquín

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.


Anuncios

4 Responses to Los Abuelos de Belén (Habana Vieja)

  1. miriam says:

    Qué excelente trabajo periodístico y qué bien presentado.Cuánta calidad y veracidad en su información sobre su visita y experiencias en Cuba .Qué lujo de país , cuánto ama a su pueblo , cuánto hace por él.

  2. yeniset lopez says:

    Felicidades a todas las mujeres del Convento de Belen ,son el orgullo de toda la juventud cubana,bendiciones,un especial saludo a Emelia Moreno Galan,de su hija q la adora,Yeniset lopez Moreno

    • Jimena Riveros says:

      Yeniset, muchas gracias por el comentario ¿conoces el Convento? ¿por qué no nos contas lago más que pueda aportarle a la nota? Un cálido abrazo,
      Jimena

  3. Me llamo Maria Carmen Garcia Martin, vivo en España y soy Cubana, me gustaria saber si el Lic. Nelson Aguila Machado estuvo como docentwe en Santa Clara por los años 60. Gracias si alguien me puede dar razón de ello.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: